Presentación institucional
En el siglo XX, un siglo ovejero, los productores  impulsaron la creación de una institución de investigación y promoción para el rubro ovino y en especial para la lana. El 3 de mayo de 1966, en la Asociación Rural del Uruguay (ARU), se firmó el Acta de creación del Secretariado Uruguayo de la Lana con la participación de productores integrantes de ARU, Federación Rural (FR) y Sociedades de Criadores. Posteriormente, en el año 1967 por decreto oficial, la Comisión Honoraria de Mejoramiento Ovino del Ministerio de Ganadería, se anexa a SUL para complementar las acciones de investigación y promoción del Secretariado con aquellas de mejora genética y extensión. Ese mismo año, se fija una prestación pecuniaria móvil que estipula un 0,30 %  del valor FOB de las exportaciones de lanas con el objetivo de atender gastos de funcionamiento del organismo (Ley N°13.602).
   
Dirigido por productores y financiado por las exportaciones de lana y los servicios que fue generando la propia institución, SUL en 2016 cumple 50 años al servicio de la  producción ovina; desde su creación, se presentó como una herramienta institucional de apoyo crucial en materia de investigación, generación y transferencia de tecnología, atención sanitaria, extensión y análisis de mercados. 
 
El Secretariado desde 1966 ha sido clave para los años difíciles que atravesó el rubro; jugó un papel muy importante en las propuestas productivas de mejora de la competitividad de los sistemas de producción ovina, por ejemplo, al generar alternativas innovadoras durante la crisis de los 90. Fue en esta década de dificultades que el SUL impulsó las bases para una producción ovina más competitiva a través del impulso de la producción de carne ovina de calidad, de la mejora en la presentación de las lanas, la promoción de la comercialización del producto lana en base a diámetro de fibra y la generación del programa de afinamiento de las fibras en todas las razas con el objetivo de lograr un agregado de valor de acuerdo a lo que se indicaba como significativo desde los mercados externos a través de las señales de precios. 
 
Más allá de la caída que ha tenido el stock ovino a nivel mundial, la producción ovina es parte importante de la estructura exportadora del país. Del mismo modo, el rubro ovino favorece la radicación de la población en el medio rural; las inversiones asociadas al mismo se ubican en diferentes puntos del territorio nacional con la demanda correspondiente de mano de obra: frigoríficos, peinadurías, curtiembres, trabajo de tejidos de punto, tareas relacionadas con el cuidado del ovino, la venta de agroinsumos y el empleo de profesionales vinculados al desarrollo de toda la cadena ovina, entre otros ejemplos.
 
SUL, trabajando en la producción ovina desde 1966.

Dirección: Servando Gómez 2408 esq. Camino Carrasco - CP: 12.100 - Tel.: (+598) 2606 0707 Fax: (+598) 2605 0101